Noche de burbujas: el bitter del Apéritif fue el protagonista

Como todos los años, Chandon invita a degustar el abanico de sus espumantes, en una noche de glamour. Esta vez fue en la Mansión, la sede local de la empresa francesa, ubicada en Palermo Chico. Chandon Argentina integra la filial local del grupo LVMH.

Gustavo Perosio, director General de Moët Hennessy Argentina. Apéritif, es la novena etiqueta dentro del portfolio de Chandon.

A través de los espumantes, ofrecieron un recorrido histórico de la marca, que arrancó hace 60 años. Todo comenzó cuando Renaud Poirier, enólogo prestigioso de la región de la Champagne, llegó a la Argentina y se enamoró de Mendoza, por su naturaleza y su enorme potencial cualitativo. Entonces le propuso al Barón Bertrand (Baron B) de Ladoucette convertirse en el fundador y futuro conductor de lo que sería Chandon en Argentina.

Todo el abanico Chandon

Hoy Chandon es líder en su categoría, en donde ofrece un abanico enorme de opciones para cada paladar y situación diferente. Del Extra Brut, el más elegido en la góndola, pasando por el Rosé, ganador del concurso mundial de rosados en 1917. Los de estilo tradicional, como el Blanc de Noirs y el increíble Blanc de Blancs; y con los las innovaciones que lleva la cultura de la marca, como el Délice, que nació hace una década, y el nuevo Apéritif, que acaba de ser lanzado y ya tiene un quiebre de stock.

Los champenoise: Brut Nature, Blanc de Noirs y Blanc de Blancs (derecha a izqquierda)

La elaboración del Apéritif es de 2019, cuando Chandon decide crear una nueva categoría dentro de los espumantes: los bitters.

Es un espumante que lleva un macerado de naranjas orgánicas de Entre Ríos y una selección de especias cosechadas manualmente en los distintos rincones del mundo.

Se destaca por su frescura y un característico sabor amargo y está pensado para tomar en copa grande, o de vino, con dos cubos de hielo. Se le puede sumar rodajas de naranja y una ramita de romero, o nada, porque es súper refrescante, ideal para los atardeceres y las comidas informales. En Europa lo llaman Garden Spritz

El hacedor de todo esto es el maestro enólogo champañero Diego Ribbert, quien lo pensó a partir de un 47% de chardonnay, un 33% de pinot noir, ambas uvas características de la Champaña francesa; a lo que se suma un 20 % de semillón.

Diego Ribbert director de Enología de Bodegas Chandon

Pero el quid de la cuestión está en el secreto licor de expedición, el que le termina de redondear el estilo y sabor. Y ese secreto llega de la mano de un macerado de naranjas y especias.

«Fue un desarrollo conjunto de todas las comunidades de Chandon en el mundo, 6 hasta ahora, y por suerte en Argentina encontramos el camino», explica modestamente el mendocino Ribbert.

Uno de los principales temas fueron las naranjas orgánicas, «nosotros usamos la cáscara sin llegar del todo a lo blanco amargo, aromáticamente es exquisita. Como los que hacían las abuelas. La naranja te da ese escenario cítrico intenso y ese carácter amargo que como argentinos estamos acostumbrados. Las especias las traemos de todo el mundo, y es muy curioso porque es muy artesanal. Tuvimos que al proveedor de especias que nadie conocía porque nadie lo trae. Pero además, el desafío fue poder llevarlo a la categoría de spritz europea, o a la de Estados Unidos, eso fue como competir en el mundial».

Ese carácter amargo, que en el arte del assamblage de combinar todo, no es un punch muy importante. Así consigue que sea elegante y que no destaque sólo la presencia amarga del cítrico. «Ahí entonces, además de los vinos base del espumante, son las especias, cada una macerada aparte y con sus tiempo, las que suman en el equilibrio», expica su hacedor y detalla que el desafío que sigue a eso es el de integrar y dosificar en mililitros todos esos sabores y aromas dentro de la acidez del vino y las burbujas. «Para lograr este licor de expedición hicimos más de 60 propuestas que se degustaban acá y en París a ciegas, hasta que finalmente que se decidió por esta receta»

Apéritif, con dos cubos de hielo

El Apéritif, sólo se produce en Argentina y se exporta al mundo, no se reproduce en ningún otro lugar. Sin embargo, pensando en poder abastecer Asia, Chandon Australia está trabajando para replicarlo y poder abastecer ese mercado. «Para nosotros, desde Argentina, tener que abastecer Estados Unidos y Europa, el negocio ya es muy grande»

COMO ELEGIR TU ESPUMANTE: DESCARGÁ GRATIS EL E-BOOK

La innovación local en burbujas

Pensando en los productos Chandon que rompieron algunas barreras de consumo aparece el Délice, que fue también parte del trabajo de Diego. «Realmente fue un desafío importante en romper este servicio, llegar a otro público y pasar de la copa al vaso, y además con hielo. Pero al mismo tiempo lograr mantener la calidad y el estilo, con que desde hace 60 años se elabora el Chandon Extra Brut.

Una gran empresa pero con mucho expertise, humildad, mucha inversión y al mismo tiempo estar cuidando permanentemente la calidad. Mantener la calidad y la consistencia del producto y lograr captar la atención de nuevos consumidores.

LO MAS VISTO

Argentina en Prowein San Pablo

Ella es la mejor chef latina

Rosh Hashaná con Escorihuela

El nuevo Montchenot de López